actualidad
 
 
Concha Velasco: feliz, espectacular y radiante en ‘驴D贸nde est谩s, coraz贸n?’
Navegacion
Infoteca
Especial 'Supervivientes 2011'
 
Concha Velasco: feliz, espectacular y radiante en ‘驴D贸nde est谩s, coraz贸n?’
Lunes, 28 de Abril de 2008 a las 5:00
Emilia Meneses

聽Fue la invitada de honor del Programa “驴D贸nde est谩s, coraz贸n?”. Una mujer con una gran carrera art铆stica a sus espaldas. Una gran actriz muy querida y admirada y respetada siempre por los Medios de Comunicaci贸n. Una mujer, v铆ctima, como tantas otras, de la infidelidad conyugal. Que ha tenido que soportar toda clase de ofensas y problemas a los que la ha llevado el que ahora es su ex marido, Paco Mars贸, y durante muchos a帽os manager y esposo “fiel” y “santo var贸n”, que ella pretend铆a aparentar que era. Y cuando ya era imposible negar la evidencia, Concha estall贸. Cuando ya estaba hasta el cuello de deudas y hasta la hija de 茅l, siguiendo los pasos de su padre, una delincuente. Y ella tuvo que vender su casa de La Moraleja para pagar esas deudas en juego y a saber en qu茅 m谩s, que 茅l a sus espaldas o no tan a sus espaldas iba contrayendo.

Concha es una gran se帽ora y as铆 lo demostr贸 una vez m谩s en esta entrevista. Sincera y abierta a la que nadie puede echar en cara que “mintiese” intentando guardar unas apariencias que ni siquiera una gran actriz como es ella pudo tapar. Media vida al lado de un par谩sito que debi贸 de hacerla muy infeliz. Aunque ella no cuente detalles, se nota por su aspecto y el de meses atr谩s. Y es que Concha lleva en los ojos el espejo del alma. Un espejo que se empa帽贸 y se rompi贸, como ella reconoce, aun no queriendo hablar de esos detalles, pero con total respeto a los Medios de Comunicaci贸n, que a su vez la respetan a ella y respetan su silencio. Ahora, abiertamente, reconoce que vuelve a ser una mujer optimista, feliz y tranquila,聽 aunque su vida le haya cambiado tanto, hasta el punto de haber tenido que cambiar una casa en La Moraleja por un sencillo piso, en el que se rodea de plantas, que hay vecinas que se empe帽an en que quite, pero que son su vida y su ilusi贸n. Aparte de sus hijos y su futuro nieto o nieta, que nacer谩 en oto帽o.

Una mujer llena de valores, de optimismo e ilusiones renovados, pero que, sin embargo, ya cierra sus puertas al amor tras la mala experiencia vivida. Ella misma afirma que una mujer de hoy no necesita a un hombre para salir adelante.

Trabajadora hasta el extremo de levantarse a las 4 de la ma帽ana para a las 6 salir para el rodaje de “Herederos”, papel que borda, y llena de ilusiones tras haber salido de la coraza que produce una vida como ese “se帽or” vividor le dio. Mal esposo, mal compa帽ero y mala persona. Al que ella mantuvo durante muchos a帽os, callando y ocultando todo lo que ha debido de sufrir mucho, hasta que logr贸 quitarse la venda que produce estar enamorado-a hasta la m茅dula. Ahora, afirma, tiempo al tiempo, para volver a ser la que era con la hija de su ex marido, que tampoco es que sea una alhaja de persona, sino una delincuente que ahora vende como el padre sus trapos sucios por los plat贸s, pero a cuyo hijo Concha consideraba su nieto. Tiempo al tiempo, porque ahora necesita ese tiempo para ella misma, para curar esas heridas, que, sin lugar a dudas, son muy profundas.

Pero afortunadamente Concha ha salido adelante. Est谩 radiante y enamorada de la vida. Feliz y entregada a su familia y a su trabajo. Una gran dama, sin duda, que merece ser feliz. Ojal谩 lo consiga.