actualidad
 
 
Zapatero vs Rajoy: asalto al Poder 2
Navegacion
Infoteca
Especial 'Supervivientes 2011'
 
Zapatero vs Rajoy: asalto al Poder 2
miércoles, 5 de marzo de 2008 a las 13:30
L. M.

Para quienes pensábamos que este segundo debate iba a ser más «deportivo», por aquello de que quien lo moderaba era Olga Viza, nos hemos dado con un canto en los dientes, de hecho no ha hecho respetar las reglas del juego, ha sido llamativo cómo Zapatero ganaba su saque e interrumpía con toda libertad el del contrario…ante la presencia marmórea e inexistente del «árbitro», que veía como se le escapaba la posibilidad de dirigir el partido.

 Por lo demás, y como diría Goma-espuma,  hubo mucho «consumismo», todo siguió el mismo curso de acontecimientos que en el debate anterior: los candidatos se presentaron «con su mismo traje y corbata»(Rajoy), «la misma falta de moderación «, «los mismos bloques de temas a tratar, la misma duración, las mismas ideas y gráficos»…

 Empezaba en esta ocasión, Zapatero en la derecha (aunque sólo de forma ficticia claro, como todo de lo que se rodea), hablando de manera grandilocuente como en él es normal, y muy fuerte, lástima que perdiera fuelle a medida que avanzaba la lucha dialéctica, quizá debido al esfuerzo doble que le suponían sus mismas contradicciones y las continuas y casi eternas interrupciones del adversario, (jugó por dos)…Venía con la intención de hablar del futuro y se perdió recordando el pasado, Irak, el 11M, los 8 años de gobierno popular…

 Rajoy puso el realismo, el equilibrio ante un Zapatero que tiene ya perdida la sonrisa y la inocencia con la que llegó al gobierno, enfrentó el silencio a la osadía, los hechos a las palabras, y siguió en su línea de introducir sentimiento en su habitual y racional discurso, para hacerse humano, y acercarse más al corazón de los españoles…

 El partido ya saben cómo acabó, volviendo la moderadora de su retiro voluntario, con Rajoy cuidando de la niña (que bien podía ser España), y un Zapatero saliendo del mundo de sus ideas (no las de Platón), y pidiendo la hora, el voto, la confianza y si me apuran hasta la cartera (eso sí de manera formal y solemne).

 En conjunto, y a la espera de las encuestas (esta vez la de El Mundo da como ganador a Rajoy, al igual que las encuestas telefónicas de Telemadrid, o las de Cope o elsemanaldigital.com por Internet), llego a la conclusión de que tal vez sea cierto eso de que soplan vientos de cambio en España, y que Rajoy ha ganado a Zapatero en casa y a domicilio, hasta en cursilería (que hasta hace bien poco era del exclusivo patrimonio de éste último),  aunque perdiera la oportunidad de decirle al candidato socialista que «el eje central de la Democracia», son los ciudadanos que elegirán a uno u otro candidato, no el PSOE ni el PP…

 Ahora la pelota está en el tejado de los ciudadanos, que son soberanos.





2 comentarios de los lectores

  1. BMW

    5 marzo 2008 a las 17:37

    1

    los que hemos ganado hemos sido los votantes. los debates deberían ser obligatorios. Rajoy estuvo muy bien, más contundente que en el primero. A Zapatitos se le vio el plumero: no es capaz de ganar sin recurrir a la guerra de Irak o a las víctimas, de que ley del suelo habló???

  2. Luis López

    6 marzo 2008 a las 15:37

    2

    Este segundo debate ha estado bastante mejor, mucho más dinámico (incluso por momentos agresivo) que el anterior. La pena es que los candidatos incidieran nuevamente en reproches del pasado más que en propuestas de futuro (que también las hubo y especialmente interesantes, como la rebaja en la fiscalidad del I.S. y del IRPF y una mayor oferta de suelo para intentar frenar el precio de la vivienda, todas ellas de Rajoy).

    Al candidato popular se le vió más distendido, seguro y agudo en sus comentarios, mientras que Zapatero siguió a la defensiva, echando mano una y otra vez de datos y estadísticas de lo bien que van las cosas (lo que mucho me temo no convenció a nadie).

    Todavía falta mucho para que los debates políticos en España se parezcan a los de EEUU, país donde se vive con especial intensidad y verdadera pasión cualquier cita electoral. Pero desde luego es un comienzo. Los ciudadanos tenemos derecho a que nuestros representantes «rindan cuentas» por la gestión realizada durante cuatro largos años. Y algunos (como el sr. Zapatero) parece que no hacen los deberes…

    La próxima palmadita a unos y tirón de orejas a otros, el día 9. Ya veremos qué ocurre.


Deja un comentario