actualidad
 
 
‘Si nos hubieran hecho caso, Mari Luz ahora estaría viva’
Navegacion
Infoteca
Especial 'Supervivientes 2011'
 
‘Si nos hubieran hecho caso, Mari Luz ahora estaría viva’
sábado, 29 de marzo de 2008 a las 2:06
M. G.

Si nos hubieran hecho caso, Mari Luz ahora estaría viva dice la niña acosada en Gijón.

Así de contundente responde Ana al diario de El Comercio, la gijonesa de 15 años acosada por el pederasta Santiago del Valle, presunto asesino de Mari Luz.

Se siente «angustiada» porque ella podía haber sido también victima mortal del pederasta pero «aliviada» ante el futuro carcelario de su acosador.
La joven está a la espera del juicio contra Santiago del Valle en el que pide dos años y medio de cárcel por coacciones e intento de abuso sexual.

La peligrosa relación de la adolescente gijonesa de 15 años se inició en Marzo de 2006, tras entrar en contacto con él a través de una carta que este publicó en la revista Telenovela con la identidad de otra adolescente llamada Cristina, que supuestamente quería encontrar amigas.

Vi un anuncio en la sección Volver a empezar. Amigos del Corazón, de la revista y contesté. A parir de ahí mantuve por carta una relación de dos meses con una joven que en teoría se llamaba Cristina.

Después de unos meses la niña recibió una misiva de Santiago diciéndole que era hermano de Cristina y que ésta se había ido a vivir a Londres, tras la separación de sus padres. En la carta él se hacia pasar por un joven de 21 años y le adjunto una fotografía suya.
La pequeña no le respondió pero aún así Santiago se presentó dos semanas después en casa de su abuela a las ocho de la mañana, según recuerda su abuela fue un echo que los dejó atónitos, ya que decía estar enamorado de la menor. Ahí empezó su pesadilla, porque Santiago había decidido trasladarse a Gijón desde Sevilla a un piso próximo al de ellos, para tenerla mas cerca.

Desde ese momento se inició una persecución que hizo que Ana abandonara sus estudios por temor, ya que el hombre la perseguía incluso en las puertas del Instituto.
Poco tiempo después la tenacidad de su madre y las denuncias formuladas por el Centro de Estudios y familia consiguieron dar por terminada la persecución, y Santiago acabó con sus huesos en los calabozos, quedando días mas tarde en libertad a espera del juicio. Las diligencias previas del caso se iniciaron el 6 de Noviembre de 2006.

Sin embargo si fue condenado a 8 meses  de cárcel el pasado 29 Octubre junto a su mujer Isabel García  por intentar vender el piso que habían alquilado durante su estancia en Gijón.

En realidad parece que de haber actuado más rápido la justicia, esta muerte se podría haber evitado.





Un comentario de los lectores

  1. Lanette

    15 diciembre 2011 a las 8:40

    1

    Damn, I wish I could think of somtnehig smart like that!


Deja un comentario