actualidad
 
 
Oscar De la Hoya convierte en oro todo lo que toca
Navegacion
Infoteca
Especial 'Supervivientes 2011'
 
Oscar De la Hoya convierte en oro todo lo que toca
miércoles, 5 de marzo de 2008 a las 8:00
L. M.

Oscar De la Hoya, con sólo 34 años, es boxeador por influencia paterna (su padre fue boxeador profesional), cantante por influencia materna, productor de programas deportivos en televisión, y empresario por iniciativa propia; en desarrollo de esta última faceta posee dos grandes líneas de ropa, una gran empresa inmobiliaria, y acaba de comprar el día 29 de Febrero un equipo de fútbol,  perteneciente a la liga estadounidense, el Dynamo de Houston, (se estima que ha desembolsado 20 millones de dólares para adquirir el 25 % de las acciones). En todo caso, es un luchador nato, que hace del «no te rindas», por consejo de su padre, el lema de su vida.

 Aclamado de forma multitudinaria tanto por sus triunfos, (llegaron a denominarlo The Golden Boy), como por la manera de conseguirlos, (por KO y sin recibir casi golpes). Entró en su día en la historia el boxeo como el único púgil que ha logrado 6  cinturones. Cabe destacar la medalla de oro olímpica de Barcelona´92 (al ganarla cumplió una promesa hecha a su madre antes de morir)y éxitos como boxeador profesional en el año 1996 y 1998.

 Posteriormente quiso dedicarse a la canción,  publicó un disco con su mismo nombre, que contiene baladas, rancheras, y la canción en español «Ven a mi», por el que fue nominado a un Grammy Latino.

 Mexicano aunque residente en Los Ángeles, (su máxima dificultad al llegar al país fue su desconocimiento del idioma, el inglés), casado con una cantante y padre de 5 hijos, su apodo deportivo bien pudo deberse a su gran corazón, fruto del cual son sus declaraciones en la entrevista dada a Msn Latino con motivo del Día de la Hispanidad, subraya que » siempre he estado interesado en  apoyar a mi raza latina y, cuando digo “raza latina” me refiero a todos mis hermanos latinos, de donde sean (Argentina, México, Cuba…). Por eso hemos dado becas a estudiantes o apoyamos centros de salud, como la Unidad de Cáncer del Hospital White Memorial del este de Los Ángeles, esta donación llevó el nombre de mi madre»; a la pregunta de qué mensaje daría a los inmigrantes, contesta «que primero Dios, y que espera que los políticos y las leyes tengan en cuenta que los latinos inmigrantes forman una parte importante del país».

 Finalizo como comenzó aquella entrevista, en la que Oscar demuestra que sigue con los pies en la tierra a pesar de su fulgurante éxito, recordando que hace dos años le robaron su billetera y lo que más le dolió perder fue un cupón de un dólar de comida, que le acompaña desde su juventud para no olvidar sus orígenes humildes en una barriada de inmigrantes en Los Ángeles.






Deja un comentario